Omitir los comandos de cinta Saltar al contenido principal

Tiffany & Co.

Client:Tiffany & Co.

Australia
 

Tiffany & Co. deseaba implantar un proyecto multimillonario de renovación de su establecimiento insignia de Collins Street en Melbourne (Australia) y acudió a CBRE para que les ayudaran en su singladura de transición. “Tiffany es una marca muy solicitada aquí, por lo que en nuestros establecimientos siempre hay mucho ajetreo”, declara Glen Schlehuber, director general de Tiffany en Australia. “Llevábamos 7 años en un alquiler de 10, y el establecimiento se nos estaba quedando pequeño e incómodo para nuestros clientes. Ofrecer la “experiencia Tiffany” se nos volvía cada vez más complicado. Necesitábamos pasar a la acción, y decidimos que nuestra tienda tenía que ser más del doble de grande”.

El equipo australiano de CBRE, liderado por el director regional Joshua Loudoun, conocía Tiffany a través de Annette Healey y Paul Muratore de CBRE Nueva York. “Siguiendo las instrucciones detalladas de Tiffany & Co. procedimos a ayudarles a rescindir el arrendamiento que tenían en vigor y renegociar un nuevo acuerdo de alquiler de 10 años coherente con las grandes inversiones de capital que Tiffany tenía previsto realizar. CBRE sabe qué inmuebles van a entrar en mercado y cuáles finalizan sus contratos de alquiler, lo cual nos proporcionó la posibilidad de entablar diálogos constructivos con posibles arrendadores", comenta Loudoun.

Con esta información en mano, Tiffany decidió que la manera más rápida y eficaz de llevar el proyecto a cabo era mudarse mientras durasen las obras. Tiffany acudió a CBRE para que consiguiera un local provisional en Collins Street, tarea nada fácil si se tiene en cuenta la popularidad de la zona y la necesidad de Tiffany de un espacio que no desvirtuara su imagen de marca exclusiva. “Necesitábamos un espacio de un tamaño similar y situado cerca de la tienda existente para que los clientes nos pudieran encontrar. Asimismo, el local debía resultar rentable, porque tendríamos que pagar el doble de alquiler mientras duraran las obras”, apunta Schlehuber. “Resultó un encargo difícil dada la falta de espacio en Collins Street y la reticencia de los arrendadores a firmar contratos de poca duración”.

Con la ayuda de su equipo de gestión de activos, CBRE identificó un inmueble apto en cuanto a ubicación, tamaño y presencia, cuyo arrendador estuvo dispuesto a firmar un alquiler de 18 meses mientras se llevaban a cabo la planificación y la aprobación de un nuevo proyecto de renovación. “Gracias a su conocimiento del lugar, su pericia y sus conexiones mercantiles, CBRE consiguió encontrar un espacio provisional que cumplía los tres requisitos que habíamos planteado, así que estamos encantados”, agrega Schlehuber.

Tiffany no podía mudarse inmediatamente. Para no perder la oportunidad, CBRE encontró una librería dispuesta a subarrendar provisionalmente el local, con lo que la joyería reduciría sus costes al mínimo. Cuando Tiffany necesitó prorrogar temporalmente el alquiler al llegar a su fin, CBRE consiguió también negociarlo con éxito. “Adoptamos un enfoque proactivo y flexible, comprendimos qué pretendía lograr Tiffany e identificamos posibles problemas antes de que ocurrieran. Así logramos responder a las expectativas de nuestro cliente”, explica Loudoun.

“Creo que no se podría haber hecho mejor”, concluye Schlehuber. “Durante las obras de reforma, los clientes nos pudieron localizar con facilidad, y las ventas no perdieron ni un ápice de ritmo. Eso cuenta mucho, dada la importancia del establecimiento y el volumen de negocio que en él se realiza. CBRE obtuvo un alquiler razonable y satisfactorio tanto para nosotros como para el propietario del local. Nos ayudaron en un momento complicado, superando con creces nuestras expectativas”.​​​

CBRE Offices Global

CBRE Offices Worldwide